Solterito y con apuro: te presento a Gustavo

Gustavo es un apasionado de los deportes y las competencias. Es campeón en cada torneo de bowling al que va, capitán del equipo de basquet, fanático de los "Llamacornios"... su casa está llena de trofeos y medallas. Va al gimnasio diariamente desde que tiene uso de razón y adora juntarse con amigos a jugar un futbolín o ver el canal de deportes. Pero desde hace un tiempo ha notado que sus amigos ya no están tan disponibles como antes, todos han formado una familia y ya no tienen tantas ganas ni tiempo para estar con él.
Gustavo nunca tuvo intenciones de tener pareja, pero desde que sus amigos lo abandonaron por razones de fuerza mayor, le sobran horas a su día en las que se mira eternamente al espejo intentando descifrar si eso que tiene son patas de gallo o arrugas de expresión.
¿Tendrá Gustavo que renunciar a su pasión por el deporte en busca de terminar con su soledad? ¿O tendrá la suerte de conocer a alguien que comparta sus pasiones?

Te dejo a Gustavo y su casa para que continúes con su historia y te propongo un mini desafío que hará que no tenga que renunciar a su pasión por culpa del amor (si su pareja está de acuerdo, claro!)

***Conseguir una pareja y convertirse en su entrenador físico personal.
***Llegar al nivel 10 de físico con su pareja.
***Al tener hijos (si se tienen), recuperar y mantener el estado físico.
***Si se está vivo aún y si se puede, ser el entrenador físico de sus hijos.

Gustavo no tiene gimnasio propio, prefiere salir de casa y visitar uno, pero nada te impide hacer una pequeña reforma si no te gusta moverte. Te dejo aquí algunas capturas de su casa.


Comentarios